junio 25, 2022

La Lepra es una enfermedad que provoca úlceras en la piel y un daño neurológico y muscular que va empeorando con el tiempo. Pero si se diagnostica bien y a tiempo, tiene cura.

La lepra es una enfermedad crónica causada por un bacilo, Mycobacterium leprae. La enfermedad afecta principalmente a la piel, los nervios periféricos, la mucosa de las vías respiratorias superiores y los ojos.

La lepra NO se transmite a través de un abrazo o un apretón de manos, ni a través del uso de toallas, el inodoro o por compartir cubiertos. El contagio se realiza mediante gotas de saliva que se expidan al hablar, toser o estornudar. La lepra ataca normalmente la piel y los nervios periféricos

  • Los síntomas de la lepra tuberculoide son la presencia de algunas lesiones bien definidas en la piel, con tumefacción.
  • Los síntomas de la lepra lepromatosa son la nariz crónicamente tapada y muchas lesiones y nódulos en la piel de ambos lados del cuerpo.
  • El contagio se produce por contacto con las gotitas que los pacientes no tratados expulsan por la boca o la nariz al hablar o toser. Estas gotitas contienen gérmenes que pueden permanecer en el ambiente durante varios días.
  • Para que se produzca el contagio, el contacto con personas que no han recibido tratamiento debe ser cercano y frecuente.

¿CUÁL ES EL TRATAMIENTO DE LA LEPRA?
La lepra se puede curar con el tratamiento multiterapia (MDT), que consiste en la combinación de los medicamentos dapsona, rifampicina y clofazimina.
Con la aplicación de estos fármacos, el paciente se cura en un periodo de 6 a 12 meses, y deja de ser contagioso tras la primera dosis.

ESTAR ALERTA ANTE LA PRESENCIA DE SÍNTOMAS Y CONSULTAR DE INMEDIATO A SU EPS O CENTRO DE SALUD MÁS CERCANO.