agosto 15, 2022

17 DE MAYO DÍA MUNDIAL DE LA HIPERTENSIÓN

En el Día Mundial de la Hipertensión, la Secretaría de Salud de Manizales da recomendaciones para prevenir esta enfermedad silenciosa

Cada 17 de mayo se conmemora el Día Mundial de la Hipertensión, fecha que la Secretaría de Salud Pública de Manizales aprovecha para dar recomendaciones a los ciudadanos con el propósito de que adopten prácticas y medidas que eviten esta enfermedad.

 

En el Día Mundial de la Hipertensión, la Secretaría de Salud de Manizales da recomendaciones para prevenir esta enfermedad silenciosa

Cada 17 de mayo se conmemora el Día Mundial de la Hipertensión, fecha que la Secretaría de Salud Pública de Manizales aprovecha para dar recomendaciones a los ciudadanos con el propósito de que adopten prácticas y medidas que eviten esta enfermedad.

La hipertensión arterial es una enfermedad crónica en la que aumenta la presión con la que el corazón bombea sangre a las arterias para que circule por todo el cuerpo. Sin un tratamiento adecuado puede desencadenar en patologías cardiovasculares, renales o cerebrales.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el grupo de las enfermedades cardiovasculares, la hipertensión es el principal factor de riesgo de muerte y patología en todo el mundo. El llamado de la Secretaría es a buscar oportunamente un diagnóstico y acceder a un tratamiento eficaz.

“La presión de la sangre en los vasos sanguíneos puede engrosar las paredes de los mismos y causar su ruptura, lo que genera derrames o moviliza trombos. Esto podría conducir a un infarto agudo de miocardio, un accidente cerebrovascular hemorrágico o isquémico o a un taponamiento de las arterias a nivel distal, o sea, en las extremidades”, explicó Carlos Humberto Orozco Téllez, secretario de Salud Pública de Manizales.

El jefe de la cartera explicó que la hipertensión es como un enemigo silencioso, que muchas veces no manifiesta síntomas o se presentan cuando la persona ya tiene la tensión muy elevada. En esos casos debe acudir inmediatamente al médico. Algunos de ellos son:

• Dolores de cabeza.
• Alteraciones visuales.
• Sensación de fogaje (calor corporal intenso) y enrojecimiento facial.
• Dolor torácico.
• Ritmo cardíaco irregular.

Así mismo, indicó que factores como la obesidad, la falta de actividad física, altos niveles de estrés, el tabaquismo y el alcoholismo pueden detonar la enfermedad, de ahí la importancia de asistir a controles médicos periódicos para medir la presión arterial, mantener un peso adecuado, tener una dieta balanceada y saludable, reducir el consumo de sal, evitar la ingesta excesiva de alcohol y tabaco.

Por último, explicó que, una vez se tenga el diagnóstico, la adherencia absoluta al tratamiento es fundamental, pues suspenderlo podría provocar complicaciones.